7.990 nuevos lagos y 885 canales en la Antártida a consecuencia del deshielo

28/08/2016

lagos-azules-antartida-deshielo-cambio-climatico-02

Durante los últimos años se ha observado que mientras el Ártico pierde masa helada, la Antártida ha mantenido su superficie, aunque bien es cierto que en algunas áreas el volumen de hielo ha disminuido también notablemente.

Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Durham en Reino Unido, ha detectado la aparición de miles de lagos en la superficie del Glaciar Langhovde, en el Este del continente helado del Polo Sur. El descubrimiento ha provocado el desconcierto y la preocupación en la comunidad científica.

7.990 nuevos lagos y 885 canales

Concretamente, los investigadores han hallado entre 2000 y 2013 hasta 7.990 nuevos lagos y 885 canales en aquella zona de la Antártida, los cuales están ubicados a unos 18 kilómetros de la superficie de la masa de hielo.

Lagos azules

La presencia de estos lagos azules, como los que se muestran en las imágenes publicadas en la revista Geophysical Research Letters, ha extrañado a los científicos puesto que en la Antártida, y especialmente en el este de este continente, la temperatura del aire rara vez se eleva por encima de los 0 ºC, por lo que no es frecuente ver agua procedente del deshielo sobre la superficie.

Este hecho ya se había observado en Groenlandia, pero es la primera vez que se sabe que ocurre en el este de la Antártida, donde desde 2002 ya se sospechaba que se producía

lagos-azules-antartida-deshielo-cambio-climatico

Además, las estimaciones satelitales habían detectado una pérdida de masa helada en el Oeste del continente, pero no en el Este, que parecía quedar más protegida de la influencia de las corrientes marinas menos frías en la zona y que por tanto podían estar más a resguardo del calentamiento global detectado en el resto del Planeta.

Posible evolución

Uno de los autores de la investigación, el glaciólogo Stewart Jamieson, opina que la mayoría de estos lagos azules acabarán desapareciendo al final del verano, ya sea a través del drenaje de su contenido o por congelación.

Pero no cabe duda de que este descubrimiento nos indica que existe en marcha un proceso que provoca el debilitamiento del glaciar facilitando así su ruptura.

Aunque el tamaño de estos lagos todavía no es todavía suficientemente grande, su aparición podría ser el inicio de la aparición de fracturas más importantes en los próximos años de continuar la actual tendencia.

lagos-azules-antartida-deshielo-cambio-climatico-03

Preocupa el hecho de que la Antártida guarde mucha más masa helada que el Ártico, lo que podría repercutir más si cabe en el aumento del nivel del mar detectado en las últimas décadas en nuestro Planeta.

Referencia: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/2016GL069511/full

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *