Turquía: ola de calor favorece a los peores incendios en décadas.

Turquía: ola de calor favorece a los peores incendios en décadas.

En medio de una fuerte ola de calor y después de meses de clima seco, Turquía se enfrenta a algunos de sus peores incendios forestales en años. Durante los últimos siete días, se han reportado más de 130 incendios forestales en 30 provincias turcas. La mayoría de los incendios se han producido a lo largo de las costas del Mediterráneo y el mar Egeo, varios en áreas turísticas alrededor de Antalya, Mugla y Marmaris.

Se retrasa la temporada de lluvias en los trópicos

Se retrasa la temporada de lluvias en los trópicos

Un estudio de investigación afirma que el aumento de los gases de efecto invernadero y las reducciones en los aerosoles generados por humanos han retrasado 4 días la estación de lluvias en los trópicos entre 1979 y 2019.

Aunque estamos hablando de tan solo 4 días, esto se traduce en un efecto dramático en el desarrollo de los cultivos, en la periodicidad de las olas de calor y de los incendios forestales.

Se trata de un trabajo que ha sido capaz de cuantificar de forma muy precisa cómo la actividad humana tiene importantes consecuencias en ciertos parámetros bioclimáticos.

Ola de calor recorre la mayor parte de Europa

Ola de calor recorre la mayor parte de Europa

Una intensa ola de calor afecta a muchos países de Europa en el inicio del verano astronómico. Y de esta ola de calor, prácticamente solo se salva Europa Occidental.

El resto de la misma, presenta temperaturas por encima de lo normal. Y en algunos países, se vienen batiendo récords de calor desde hace días. Hoy queremos hacer una recopilación de los datos que hay disponibles.

Calor en Siberia

Calor en Siberia

El calor excepcional en el norte de Siberia fue un evento climático clave de 2020. Tanto para la región ártica como en todo el mundo. Aunque el calentamiento más rápido de la región polar norte en comparación con el resto del mundo desde la década de 1990 está bien documentado, el calor siberiano de 2020 fue notable tanto por su magnitud como por su persistencia.

También tuvo efectos importantes sobre las variables climáticas como la capa de nieve, la humedad del suelo y la actividad de los incendios forestales. A su vez, estos efectos probablemente contribuyeron a mantener o aumentar aún más el calor, lo que ilustra algunas de las reacciones climáticas esperadas en latitudes altas a medida que el planeta se calienta.