Más lluvias y en situaciones más diversas

Más lluvias y en situaciones más diversas

Las proyecciones climáticas prevén que las regiones húmedas tendrán más lluvias y en eventos meteorológicos más diversos.

Esta es la conclusión de un estudio científico realizado por investigadores del Instituto de Física Atmosférica (IAP) de la Academia China de Ciencias (CAS) y la Oficina Meteorológica (Met) del Reino Unido.

Los científicos indican que este cambio en la distribución e intensidad de las lluvias tienen una estrecha relación con el calentamiento global de la atmósfera.

Un 20% más de árboles aumentaría las lluvias en Europa

Un 20% más de árboles aumentaría las lluvias en Europa

Una investigación afirma que plantar más árboles aumentaría significativamente las lluvias en Europa durante el invierno y el verano.

De esta forma ser conseguirían varios efectos positivos con una sola acción: mejora de la cubierta verde y de los ecosistemas, la capacidad para absorber más CO2 y la posibilidad de mejorar el patrón de lluvias.

Para los autores del estudio, plantación de nuevos bosques supondría una respuesta inteligente a los efectos del calentamiento global.

Las zonas húmedas y áridas se desplazan hacia el Norte

Las zonas húmedas y áridas se desplazan hacia el Norte

Un estudio de investigación afirma que el calentamiento global está desplazando las zonas húmedas y áridas hacia el Norte del Planeta.

No cabe duda de que la temperatura del Planeta está aumentando en las últimas décadas tal y como nos dicen los informes climáticos que mensualmente compartimos con vosotros.

Pero… ¿qué consecuencias está teniendo ya en nuestro clima este calentamiento global?

Entre los muchos estudios de investigación que se realizan al respecto nos hacemos eco del que ha constatado un desplazamiento hacia el Norte de las zonas climáticas áridas y húmedas de la Tierra por culpa del aumento de la temperatura media de la Tierra.

Una vaguada atlántica en altura complicará el tiempo

Una vaguada atlántica en altura complicará el tiempo

Durante las próximas jornadas la llegada y posterior aislamiento de una vaguada atlántica en altura inestabilizará el tiempo en buena parte de España.

No estaremos bajo la influencia clara de un centro de bajas presiones, sino que la combinación del ambiente templado en superficie que ya facilita el sol en abril, el aire frío en altura y la llegada de vientos de componente marítima, fabricarán nubosidad en nuestra geografía.

Fin del episodio de tiempo invernal y comienzo del deshielo

Fin del episodio de tiempo invernal y comienzo del deshielo

Fin del episodio de tiempo invernal y ojo al deshielo, que puede ser muy llamativo.

Ese es el título de la nota informativa que ha publicado esta mañana la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET. Y echando un rápido vistazo a la última imagen del satélite en el momento de escribir esta noticia, es fácil entender por qué.

Por el Atlántico ya se acercan dos vistosas borrascas. La nubosidad frontal de la primera de ellas ya está afectando a las Azores. Sin embargo, la que más nos interesa, viene por detrás. Se encuentra abandonando Norteamérica, y entrando en el océano. Esa es la borrasca que nos trae la esperada lluvia. De recibir nombre, será el de Gaetan.