2016 fue el año más cálido desde 1880 y registró más parámetros climáticos preocupantes

11/08/2017

El informe climático sobre el año 2016 que ha realizado por la NOAA (la  Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos) el cual acaba de ser publicado, indica que 2016 fue el más cálido desde que hay registros (hace 137 años).

Concretamente, la temperatura media global del Planeta (estimando la media de las temperaturas de las superficies terrestres y oceánicas) fue de 14,84 ºC, un valor que quedó 0,94 ºC por encima de la media del siglo XX. Un registro muy elevado en términos de temperaturas globales a nivel mundial, sin duda preocupante y llamativo.

Un informe que alerta al mundo pese a Trump

Toda esta información la podéis leer en el vigésimo séptimo informe sobre el Estado del Clima realizado bajo la dirección de científicos de la NOAA y basado en contribuciones de más de 450 científicos de 60 países.

En el comunicado de prensa que hizo público el trabajo, el organismo estadounidense, pese a los comentarios y advertencias realizadas por Donald Trump, advierte que la mayoría de los indicadores climáticos analizados concluyen que nuestro Planeta sigue mostrando una clara tendencia al calentamiento global, sin pausa, que viene desarrollándose durante las últimas décadas.

Una temperatura de récord

El informe indica que el récord registrado en 2016 se debió en buena medida a la influencia combinada del calentamiento global a largo plazo y la presencia de un ciclo activo de El Niño a principios de año

La temperatura anual global de la superficie del Planeta fue la más alta desde 1880, con una desviación entre 0,45 y 0,56ºC más que la media entre 1981 y 2010, lo que supone entre 0,01 y 0,12ºC más que el récord anterior de 2015.

Además, la temperatura de la superficie terrestre fue la más alta de las serie histórica, quedando 1,62ºC por encima de la media 20002016 y 1,0ºC más que la media 1950-2016.

El ranking de años más cálidos

Tras este dato de 2016, el ranking de años más cálidos registrados desde 1880 queda como sigue:

Gases de efecto invernadero al alza

Nuevamente en 2016 se produjo un récord histórico de concentraciones de los principales gases de efecto invernadero en la atmósfera (CO2, metano y el óxido nitroso).

El dióxido de carbono tuvo una concentración media de 402,9 partes por millón (ppm), lo que supone la primer superación anual de 400 ppm tanto en las mediciones atmosféricas modernas como en los de núcleo de hielo, que datan de hace 800.000 años; 3,5 ppm más en comparación con 2015 y el incremento anual más grande en 58 años de registro histórico.

Nuevo récord histórico del nivel del mar

2016 marcó un nuevo máximo histórico, registrándose 82 milímetros más que en 1993, año en el que se iniciaron las mediciones por satélite.

Según podemos leer en el informe, durante las dos últimas décadas, el nivel del mar ha aumentado a una media de 3,4 milímetros por año, ubicándose las mayores tasas de incremento en el oeste de los Océanos Pacífico e Índico.

Sistemas tropicales y precipitaciones

El informe también tiene lugar para analizar distintos eventos meteorológicos extremos o importantes. Por ejemplo, los sistemas tropicales superaron la media, con 93 ciclones en todas las cuencas oceánicas durante el año pasado, por encima del promedio de 82 registrado entre 1981 y 2010.

El Atlántico Norte, el Pacífico oriental y el Pacífico occidental tuvieron una actividad superior a la normal en 2016 mientras que cuenca australiana registró su menor temporada de actividad desde que el registro vía satélites comenzara en 1970.

Respecto a las precipitaciones, los científicos detectaron un aumento general del ciclo del agua (el proceso de evaporación de agua en el aire y posterior condensación como lluvia o nieve) lo que combinado con el ciclo activo de El Niño aumentó la variabilidad de las precipitaciones en todo el mundo, con grandes inundaciones en muchas partes del planeta y un 12% de la superficie en condiciones de sequía severa.

Los Polos del Planeta y los glaciares

El aumento de la temperatura global del Planeta ha seguido dañando la salud de los casquetes polares.

Así, la temperatura de la superficie terrestre del Ártico fue C superior a la media entre 1981 y 2010, superando en 0,8ºC los récords de 2007, 2011 y 2015 desde que los registros comenzaran en 1900.

Por su parte, la máxima extensión del hielo marino en el Ártico se registró el 24 de marzo de 2016, resultando la más baja en 37 años de registros por satélite, mientras que la extensión mínima del 10 de septiembre resultó ser la segunda más baja de la historia, con un 33% menos de lo normal.

Respecto al hielo marino de la Antártida, en noviembre se registró una extensión media cinco veces inferior a la del promedio entre 1981 y 2010, lo que contrasta con los máximos observados entre 2012 y 2014.

Por último, 2016 fue el 37º año consecutivo de retroceso glaciar en las montañas en todo el mundo. En todo el hemisferio norte, la capa de nieve a finales de la primavera continuó con su tendencia descendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *