Aunque la ola de calor tiende a remitir, seguiremos sudando

Comparativa temperaturas al nivel de 850 hPa previstas por el modelo GFS, a +12 horas (17 de junio) y a +192 horas (25 de junio).

Parece que ya se va viendo la luz al final del túnel. Los modelos meteorológicos se están poniendo de acuerdo en anunciar un lento y progresivo descenso de las temperaturas que pondrán fin a la ola de calor. Sin embargo, todavía seguiremos sudando la gota gorda durante unos días más. ¿Cuántos? Te lo contamos a continuación.

Se podría decir que, tanto ayer como hoy, están siendo los días álgidos de esta temprana ola de calor de este junio de 2017. Una ola de calor que estamos siguiendo en el foro de debate, también su magnitud respecto a otras del pasado y que dejaron récords muy difíciles de superar.

Encabezando la entrada hemos colocado una comparativa de dos mapas de temperatura a nivel de 850 hPa (unos 1500 m. de altitud en una atmósfera estándar) y que se usa como nivel de referencia en el seguimiento tanto de episodios de frío como de calor, por su íntima relación con las temperaturas que después se alcanzan en superficie.

A la izquierda tenemos el panorama de hoy, sumidos en una marcada advección cálida de masas de aire subtropical; a la derecha, la previsión a +192 horas (25 de junio a las 06 UTC), con un importante cambio, al vernos afectados por masas de aire polar marítimo modificadas, sensiblemente más frescas (incluso 10ºC o 15ºC menos).

A pesar de todo, y como se puede comprobar, hablamos de plazos muy amplios, sujetos a cambios. Por lo que ese escenario final tenemos que tomarlo con cautela.

Descenso lento de las temperaturas que comienza mañana.

Un descenso que se va a ir notando en los mapas de avisos por altas temperaturas, a partir de mañana mismo, reduciéndose el número de provincias afectadas por esos avisos, y otras bajando de nivel naranja a amarillo.

Y, como decíamos, aunque las temperaturas comienzan a descender, seguirán siendo bastante más altas de lo que toca.

¿Cómo pinta el panorama a más largo plazo?


Nos tememos que este descenso solo sea una pequeña tregua para que, después, julio venga de nuevo con mucho calor… o hacia eso apuntan los modelos a largo plazo. De las tormentas… hablaremos en próximas entradas.

Lo estamos discutiendo más a fondo en el seguimiento de modelos meteorológicos en nuestro foro.

Recuerda seguir las recomendaciones dadas por los servicios de Protección Civil y Emergencias para no sufrir golpes de calor, y no te olvides de tus mascotas ni de las personas mayores. Consulta más información en las RRSS con nuestro perfil de twitter @ecazatormentas el seguimiento en nuestro foro de debate, y las de los Voluntarios Digitales de Emergencias, VOST y @InfoEmergencias

5 comentarios

  1. Manuel Castro dice:

    Me parece digno de leer con detenimiento al fresquito del aire acondicionado,ya que normalmente se suele estar más abierto a la reflexión que al alarmismo, lógico, que provoca la ola de calor. Es una lectura muy interesante.

    https://www.researchgate.net/publication/309493873_CAMBIO_DE_PATRONES_DE_CIRCULACION_DE_VERANO_Y_OTONO_EN_LA_PENINSULA_IBERICA_DURANTE_LAS_DOS_RECIENTES_FASES_DE_LA_ATLANTIC_MULTIDECADAL_OSCILLATION

  2. Tras una noche de insomnio meteorológico, me viene a la mente, los últimos episodios de calor, ya tan habituales estos últimos años, antes de terminar el invierno, ya apuntaba maneras, los termómetros marcaban los 30°C en muchos puntos de España, tras breves arreones cálidos los meses de abril y mayo, llegamos al final primaveral con temperaturas caniculares y sequía extrema típico de finales de julio y agosto. Algo esta cambiando hay arriba, bien por obra del hombre o del espíritu santo, veranos de seis meses, ¿es este el “arreón” de calor que dicen un 3% de los científicos que creen en el enfriamiento, antes del mínimo solar que se avecina? o estamos ante el calentamiento global provocado por el ser humano?.

    • Manuel Castro dice:

      Lee el artículo que he publicado.
      Saludos

      • Ezequiel dice:

        Este estudio, da más importancia a la variabilidad climática que al efecto invernadero, lo que me pregunto yo, hasta que punto los datos climáticos de hace más de 50 años son los correctos, sobre todo con los satélites todavía en pañales, no obstante yo creo que la advección de vientos subtropicales sobre la península, es muy persistente, a lo largo de estos últimos años,otra cosa es que este tipo de vientos cada vez vengan más cálidos.

        • Manu Castro dice:

          Si ese tipo de vientos viene cada vez más cálido se tendrá que cuantificar para restar importancia a lo que pone ahí. Mientras tanto no se puede obviar también dicha variabilidad natural. En cualquier caso ya me dirás cómo se cuantifica “estos vientos vienen más cálidos”.

          Esto es lo que yo llamo:https://en.wikipedia.org/wiki/Wicked_problem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *