El calentamiento desplaza las zonas húmedas y áridas hacia el Norte

05/06/2017

No cabe duda de que la temperatura del Planeta está aumentando en las últimas décadas tal y como nos dicen los informes climáticos que mensualmente compartimos con vosotros. Pero… ¿qué consecuencias está teniendo ya en nuestro clima este calentamiento global?

Entre los muchos estudios de investigación que se realizan al respecto acabamos de conocer uno muy interesante que indica que el aumento de la temperatura global del Planeta provoca un desplazamiento hacia el Norte de las zonas climáticas áridas y húmedas de la Tierra.

Un estudio sobre calentamientos planetarios pasados

El estudio que ha sido publicado en Science Advances fue realizado a partir del análisis de calentamientos planetarios pasados, épocas en las que las latitudes caracterizadas por la humedad o por la aridez, es decir, las zonas templadas o desérticas, se movieron conjuntamente hacia el Norte.

Más tierra en el Hemisferio Norte

La razón principal de este desplazamiento parece residir en que el Hemisferio Norte tiene mucha más masa terrestre que el Hemisferio Sur, un aspecto que afecta a la distribución de lluvias. De hecho, el Hemisferio Norte recibe más precipitaciones.

Datos paleoclimáticos

Para aprender más acerca de cómo todo puede jugar, los investigadores examinaron los datos paleoclimáticos de varias partes del Planeta: el testigo hallado en estalagmitas, el estado de las cuencas lacustres cerradas o las muestras de los núcleos de hielo.

Además, analizaron distintos restos que fueron datados con carbono para comprender de cómo y dónde cambiaron los patrones de lluvia durante un período de calentamiento similar hace aproximadamente 14.600 años lo cual llevó a los investigadores a tres escenarios.

Tres escenarios posibles

El primero de dichos escenarios indica que las lluvias tropicales aumentarán mientras que las áreas subtropicales tendrán menos lluvia.

La segunda opción supone que es probable que los cinturones de lluvia y las zonas secas del planeta se desplacen hacia el Norte.

Y la tercera de las hipótesis sugiere que es posible que los dos primeros escenarios se produzcan al mismo tiempo.

Es decir: las zonas tropicales tendrán más lluvia, mientras que las franjas y latitudes medias probablemente verán menos lluvia… o dicho de otro modo: los mozones de verano serían más fuertes y regiones históricamente secas como el Oeste de Estados Unidos o Mongolia podrían ser aún más secas en las próximas décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *