La Agencia Estatal de Meteorología continúa con su política de liberación de productos

17/07/2017

Nuevos mapas de AEMET, basados en el modelo europeo HRES – IFS del ECMWF, para los niveles de 850, 500 y 300 hPa.

Nos alegra muchísimo seguir ofreciendo nuevas noticias respecto a la nueva política de liberación de productos meteorológicos por parte de la Agencia Estatal de Meteorología. Esta vez se trata de la inclusión de nuevos productos de predicción basados en el modelo europeo HRES-IFS del ECMWF, y otro basado en el potente modelo HARMONIE – AROME de AEMET.

Si hace unas pocas semanas nos hacíamos eco de la libre disposición de distintos productos de predicción meteorológica basados en el nuevo y potente modelo HARMONIE de la Agencia Estatal de Meteorología, ahora lo hacemos para anunciar la ampliación de este abanico de productos.

Mapa de densidad de descargas eléctricas (rayos).

Densidad de descargas eléctricas (rayos), nuevo producto basado en el modelo HARMONIE – AROME de AEMET.

Dentro de la sección “Modelos numéricos” encontraremos la pestaña “HARMONIE-AROME” con un desplegable en “parámetro” el que encontraremos la opción “descargas eléctricas”. La interpretación más correcta que se puede hacer de este mapa es que en las zonas que se prevea una mayor densidad, habrá un mayor riesgo de tormentas.

Mapas de 850, 500 y 300 hPa basados en el HRES-IFS del ECMWF.

También tenemos como novedad los mapas de los niveles de 850, 500 y 300 hPa basados en el modelo europeo HRES-IFS del ECMWF.

Recordemos que el modelo IFS del ECMWF, European Center of Medium-Range Weather Forecast (Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Medio Plazo, CEPMM) ha venido sufriendo notables mejoras que le llevaron a convertirse en uno de los mejores modelos meteorológicos a nivel mundial, dejando muy atrás al archiconocido modelo americano GFS del NCEP.

El hecho de contar con mapas basados en este modelo supone un avance importantísimo, tanto para el ciudadano de a pie que ya tiene unas ciertas capacidades para interpretar correctamente la información, como para la cada vez más nutrida comunidad de cazatormentas y aficionados a la Meteorología de este país.

Recordar que los mapas del nivel de 850 hPa (equivalente a una altitud de unos 1500 m. en una atmósfera estándar) se suelen utilizar para el seguimiento de episodios de calor o de frío, o para el seguimiento de ciclones tropicales, subtropicales y/o híbridos (amén de otros ciclones en los que haya que seguir el comportamiento térmico de su “corazón”) en los que hay que seguir la naturaleza térmica de su núcleo.

Los de 500 y 300, correspondientes a niveles entre 5500 y 10000 m. de altitud respectivamente para atmósferas estándar, es para seguir sistemas meteorológicos en altura, con especial interés de vaguadas y depresiones aisladas en niveles altas (las antigua gotas frías).

¿Por qué en estos tres últimos casos se habla de alturas expresadas en niveles de presión en vez de expresadas en metros, aunque exista una equivalencia?

Porque la altura a la que se alcanza una determinada presión no es constante. De hecho para cada uno de esos niveles arriba indicados (850, 500 y 300 hPa) existe lo que se llama campos de líneas isohipsas, que unen los puntos de la misma altura (usualmente expresada en decámetros) a la que se encuentra la presión de referencia (850, 500 o 300 hPa). Esas líneas son las que dibujan las famosas vaguadas, dorsales y DANAs (antes gotas frías).

Esta política de liberación de datos, ¿tendrá continuidad?

Creemos que sí… El pasado 15 de julio se celebró en la sede central en Madrid de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, una importante reunión con varios representantes de las distintas Asociaciones de Meteorología de este país, que se están uniendo en una Federación de Asociaciones que les dará representación conjunta ante AEMET, y un importante identidad jurídica ante la consolidación de importantes convenios que se van a firmar en un futuro cercano.

No hay que olvidar que estos convenios van a redundar, en última instancia, en una mejor información meteorológica que puede ayudar a salvar vidas y a proteger bienes y propiedades en situaciones meteorológicas de riesgo.

Esto quiere decir que, si eres cazatormentas o aficionado a la Meteorología, te conviene convertirte en miembro de una de las distintas asociaciones que hay por toda España ¿Cuál es la nuestra? ACAMET.

El futuro para todos nosotros es realmente esperanzador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *