Línea de turbonada, supercélulas, y granizo gigante en el sureste de Aragón

Granizo gigante caído en Fuentes de Rubielos (Teruel) ayer, 23 de julio de 2017. Fotografía: Javier Bou. Vía Twitter: @meteo_aragon

Esto es un no parar… si hace un par de jornadas nos hacíamos eco de una magnífica supercélula cazada entre Zuera y Leciñena, al norte de Zaragoza, ayer volvimos a ser testigos de la inusitada fuerza que con relativa frecuencia adquieren las tormentas en Aragón. Esta vez fue el sureste de la comunidad la que vivió el desarrollo de un organizado sistema de tormentas que originó granizo gigante sobre varias localidades, como Rubielos de Mora, Fuentes de Rubielos o Castellote, todas pertenecientes a Teruel.

Se da la casualidad de que ayer se cumplía el 14 aniversario de la supercélula de Alcañiz (23 de julio de 2003) que originó granizo gigante de 9 cm. de diámetro y un tornado EF3 en Valdealgorfa.

Algunas consideraciones sobre el origen y características del sistema convectivo.


El origen del sistema tormentoso estuvo en el paso de una pequeña Depresión Aislada en Niveles Altos o DANA, que se esperaba que se abriera en una onda corta, pero que a juzgar por las imágenes de vapor de agua del episodio (arriba), parece que consiguió mantenerse íntegra prácticamente hasta abandonar la Península Ibérica.

Quizás el fenómeno más interesante es que la convección se desarrolló en el seno de la DANA en vez de en su borde delantero, que es donde suele suceder.

Además, aunque no se incluyen figuras al respecto, desde AEMET_Aragon se indicó la circunstancia de que la baja, en niveles altos (300 hPa), tenía una anomalía cálida mientras que en niveles inferiores (500 hPa) el núcleo era frío.

Imagen visible de alta resolución del sistema de tormentas (línea de turbonada) que se formó ayer, 23 de julio de 2017, con inicio en el sureste de Aragón. Satélite AQUA (sensor MODIS) de la NASA.

El satélite AQUA (sensor MODIS) de la NASA sobrevoló la zona cuando la convección profunda estaba iniciada y ya presentando severidad, comparando con las imágenes de radar de esos precisos momentos (abajo). En la imagen visible de alta resolución pueden apreciarse multitud de protuberancias sobresaliendo del yunque del gran cumulonimbo, delatoras del gran número de corrientes ascendentes (células convectivas) dando vida al enorme sistema de tormentas (línea de turbonada).

Animación de imágenes procesadas del radar meteorológico de Zaragoza, 23 de julio de 2017, de 11 a 16:10 UTC. Crédito: AEMET/woespaña.

Una animación para guardar, que muestra toda la vida del sistema convectivo, presentando varias etapas y, como se indica en varios tuits más abajo, incluyendo en su estructura al menos una supercélula.

Los Sistemas Convectivos de Mesoescala (o SCM) como este, en los USA, son capaces de alcanzar una enorme complejidad produciendo multitud de fenómenos severos (granizo gigante, lluvias torrenciales, vendavales y tornados). Pero no son exclusivos de ese país.

Mismamente en el SCM que nos ocupa, se detectó al menos una supercélula embebida (pudo haber más, pero sin confirmación oficial).

Fotografías y vídeos de las nubes apocalípticas y el granizo gigante.

Increíble este vídeo de @JCLeguey de la pedregada en Rubielos de Mora, compartido por @meteo_aragon.

Hemos querido hacer una recopilación de los mejores tuits del episodio, con una gran labor de todos los participantes en el seguimiento en Twitter.

Un comentario

  1. […] Línea de turbonada, supercélulas, y granizo gigante en el sureste de Aragón […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *