Los barcos favorecen la actividad tormentosa en los océanos

12/09/2017

Las estelas de los barcos dejan su rastro sobre los océanos y mares, de tal forma que a veces son visibles desde los satélites meteorológicos las líneas nubosas que dibujan en el cielo. Pero más allá de este hecho y la polución que puedan generar en la atmósfera, no se había tratado en más profundidad su efecto en la meteorología o en nuestro clima.

Ahora, un estudio de investigación publicado en Geophysical Research Letters ha demostrado que existe una relación entre el tráfico marítimo y las tormentas, hallando un aumento de la actividad tormentosa en las rutas marítimas.

El humo de los barcos actúa de activador

Según podemos leer en el estudio de investigación realizado por científicos de la Universidad de Washington en Estados Unidos, las partículas que expulsan los barcos al desplazarse por nuestros océanos podrían estar actuando como semillas para la formación de las nubes y en especial como activadores de los rayos.

Tras analizar la tasa de aparición de rayos en el Planeta entre 2005 y 2016 los investigadores descubrieron que  en dos de las grandes rutas náuticas de la Tierra (entre Sri Lanka y la punta Norte de Sumatra así como entre el Noreste de Singapur y el Sur de Vietnam) se había detectado una densidad de rayos del orden del doble que otras zonas marítimas similares, a pesar de que estaban alejadas apenas unos cientos de kilómetros.

Rutas marítimas tormentosas

Los investigadores afirman que el aumento de la tasa no puede achacarse a la caída de rayos sobre los barcos directamente y a la presencia de las moles metálicas de sus cascos pues las regiones donde se acumulan los rayos son mucho más amplias que las propias rutas náuticas.

Forman nubes y favorecen la fricción

Según se desprende del trabajo de investigación, el hollín y las demás partículas que liberan las enormes chimeneas de cientos de buques, hacen que en la zona se acumulen partículas en la atmósfera en torno a las que se condensa el agua y aparecen nubes.

Pero estas gotas no se forman alrededor del polvo como ocurre de forma natural, sino en torno a fragmentos mayores por lo que las gotas generadas son más pequeñas que las naturales. Esto tiene la consecuencia de que tienden a ascender con más facilidad y a congelarse en las capas más altas y frías, generando con más facilidad nubes de tipo tormentoso.

Como en las erupciones volcánicas…

Además, la fricción entre estas partículas heladas genera diferencias de carga que finalmente aceleran la tasa de creación de rayos. Algo similar a lo que ocurre en los pirocúmulos que se forman en las erupciones volcánicas, donde el espectáculo tormentoso a veces es fascinante.

6 comentarios

  1. Kreatorium dice:

    Aquí tenemos una muy buena aplicación para ver el tráfico marítimo en directo,como se puede ver,hay muchísimos barcos por todos los mares del mundo,especialmente concentrados en el Mediterraneo,sin embargo,precisamente en este mar,no he visto ningún estudio que hable de que hay más tormentas y con más rayos en cada una de ellas.

    https://www.marinetraffic.com/es/ais/home/centerx:-12.0/centery:25.0/zoom:3

    A ver quién es el “listo”,que con todo ese tráfico marítimo,se atreve a decir,que hay más tormentas solo en los oceanos,que en todo caso,las habría más por todo el mundo por aquello de la transportación de las partículas a través de las corrientes eólicas que hay por todo el globo.

  2. Kreatorium dice:

    No estoy de acuerdo con el articulo,por que la húmedad que sueltan los barcos,por mucha que sea,es despreciable en comparación con la húmedad ambiental ¿puede ser que con los barcos,haya un pelín más de humedad ambiental? pues si,pero en una zona muy pequeña,y a muy pequeña escala,la cual,sería practicamente imposible de distinguir de la húmedad ambiental midiendo desde el aire.El contenido de húmedad que los barcos puedan añadir a la atmósfera,es tan irrisorio con comparación con la que necesita una tormenta para formarse,que estas muy probablemente,ni noten la diferencia.El tamaño del hollín,igualmente pienso que es irrelevante,por que aunque las gotas que se formen con el hollín,aunque sean más pequeñas que las que se formen alrededor del polvo,las que se forman alrededor del polvo,son igualmente diminutas y para ascender a través de una corriente ascendente,suben tanto una como otra,ya que las dos son microscópicas,la diferencia de tamaño es simplemente despreciable.

    Por lo tanto,a mi juicio,los barcos no tienen relevancia en la formación de tormentas,simplemente,casualidad de unas rutas en medio de zonas inestables,por que por esa regla de tres,los vehiculos de tierra,también liberan húmedad y hollín,y no parece que por ello haya más actividad tormentosa en verano en la peninsula,por ejemplo.

    • Hola Kreatorium.

      Solamente apostillar, que los científicos que han realizado el estudio hacen referencia a rutas de barcos, por las que transitan cientos de buques con una alta frecuencia emitiendo grandes cantidades de gases.

      Saludos.

      • Kreatorium dice:

        Si,por supuesto,pero los gases no intervienen en la formación de las tormentas (Co2,monoxido de carbono etc),solo el vapor que estos generen podría servir de ingrediente,pero como ya digo,el vapor que emiten los barcos,por muchos que sean,es irrisorio en comparación con la humedad ambiental.

        A mi me gustaría ver,que ruta o rutas se han estudiado,simplemente,por ver a que zonas se refieren.Todos sabemosm,que casualmente,ha podido estudiarse una zona,pensar que durante años,cierto elemento podría haber influido en la meteorología,y despues,llevarnos una sorpresa de que haya sido solo un ciclo.

        Esto mismo les passó a los israelies,que durante bastantes años,creyeron que la siembra de nubes que llevaron a cabo,fué un éxito,pero al cabo de un tiempo,vieron que solo fué producto de la casualidad,necesitaron décadas para darse cuenta:

        http://www.larazon.es/historico/3514-la-lluvia-artificial-en-entredicho-TLLA_RAZON_354289

    • MouseMan dice:

      El hollín al que se refiere es a los grandes barcos que es generado por los residuos del búnker fuel, un combustible barato pero muy contaminante, debido a que contiene azufre y metales pesados, catalizador excelente para atraer rayos, siendo los mismos componentes que un volcán en erupción, como el ejemplo que mencionan, junto a una foto muy convenientemente colocada.

      Los barcos más pequeños, usan Diésel.

      Por otro lado, al ejemplo que mencionas sobre la contaminación existente en las ciudades, indicarte que es debido al CO2, provocando el efecto invernadero, nada que ver con la contaminación anterior.

      Por lo tanto, el reportaje esta muy bien ya que nos hace concienciarnos sobre el enorme problema que hay en el planeta.

      • Kreatorium dice:

        En el tema de la contaminación en tierra,de los tubos de escape de turismos,camiones etc,sale igualmente hollín y vapor de agua,lo mismo que de las chimeneas de un barco ¿que los contaminantes de un barco,contienen particulas que favorecen la actividad de rayos? es posible,pero desde luego,las tormentas que se formen y se vean afectadas por esas particulas,no solo se verán en el mar,si no en tierra tambien,ya que el viento transportará esas particulas a cientos de km de las chimeneas de los barcos,por lo tanto y a mi juicio,es imposible determinar que en una zona concreta,por que coincida con una ruta de fuerte tráfico marítimo,se generen más tormentas y con más aparato electrico solo por la coincidencia de esa ruta,ya que el sistema climático,no es cerrado en absoluto.

        Yo no niego,que en alguna ocasión,así pueda suceder,pero desde luego,veo muy improbable que los barcos esten determinando el comportamiento atmosférico,más aún en zonas determinadas.Por otro lado ¿con que serie de referencia han contado para saber que ahora hay más tormentas-rayos que antes? ¿a que “antes” se refieren? ¿tienen periodos de referencia de tormentas de hace decadas?

        El reportaje esta muy bién para concienciar sobre la contaminación desde luego,sin embargo,los procedimientos para asegurar que las tormentas son más numerosas y con más rayos que “antes”,dejan bastante que desear en el mundo climático real.Es imposible establecer que ahora haya más tormentas y con más rayos,incluso con decadas de estudios,aunque como ya sabemos,muchos “estudios” se resuelven por “unanimidad científica”…..

        Hace años,vi un documental,en donde salía un reconocido meteorólogo americano,que estudió el fenomeno de la contaminació,y llegó a asegurar que con esta se producía más lluvia,especialmente los fines de semana (en tierra) sin embargo,los datos desmienten que esto sea así,puede haber algún caso aislado y ocasional,pero desde luego,para nada extrapolable a sistema climatico general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *