Un 18 de julio de 2017 de espectaculares tormentas

19/07/2017

Frente de tormenta en forma de Cumulonimbus arcus llegando ayer, 18 de julio de 2017, a Pamplona. Autor: @Robocariz.

Durante la tarde de ayer, 18 de julio de 2017, se formaron impresionantes sistemas de tormentas en diversos puntos de la Península Ibérica, destacando especialmente las que se formaron en La Rioja – Navarra – País Vasco, sur de Aragón y este de Castilla La Mancha.

Como veremos, gracias al seguimiento que se les dio en Twitter, fuimos testigos de fotografías increíbles, tanto de las formaciones nubosas, como de sus efectos en superficie en forma de lluvia torrencial, granizo y vendavales.

Ondas embebidas en una circulación zonal.

Imagen infrarroja y geopotencial de 300 hPa (líneas azules, valores expresados dm), 18 de julio de 2017, 18 UTC. Crédito: eumetrain.

El origen de la inestabilidad atmosférica precursora de esta actividad tormentosa fue una situación zonal con ondas embebidas. Precisamente estas ondas son las que provocaron la formación de un ambiente propicio para la convección, al quedar la Península en altura bajo una zona de marcada difluencia (separación de las líneas isohipsas, en azul).

Aunque no hemos incluido ninguna figura al respecto, los elementos disparadores en superficie fueron líneas de convergencia unidas a factores orográficos.

Imagen de vapor de agua e isotacas (líneas amarillas, valores expresados en m/s), 18 de julio de 2017, 18 UTC. Crédito: eumetrain.

Esta imagen de vapor de agua también añade información, descubriendo la ubicación de la onda principal y cómo sobre la Península la situación es más compleja.

Las líneas amarillas, isotacas (en amarillo), unen puntos de misma velocidad del viento, expresada en metros por segundo. Revelan la presencia de corrientes en chorro, en este caso, un ramal del chorro polar, apuntando a la Península, quedando esta en su zona de salida, con drástica reducción de velocidad, elemento favorable también para los ascensos verticales (convección).

Las fotografías más impactantes.

Las primeras tormentas de entidad comenzaron a desarrollarse en el sureste de Aragón, desde donde se trasladaron hacia el centro, a la vez que se formaron otras nuevas. Incluso algunas de las células presentaron rotación, vistas a través del radar meteorológico de Zaragoza en modo Doppler (medición de vientos radiales, que se acercan y alejan al radar, para descubrir la presencia de rotaciones y posibles mesociclones asociados a supercélulas).

Al mismo tiempo, se formaban algunas de las tormentas más importantes de la jornada por la zona comprendida por La Rioja – Navarra – País Vasco.

Los sistemas tormentosos, visualmente, se expresaron en forma de impresionantes Cumulonimbus arcus y shelfclouds (nubes en estantería), que dejaron lluvias torrenciales, granizadas y vendavales.

Y siendo este vídeo de @mendimundi la joya de la corona

¿Cuándo será el próximo episodio de tormentas? A buen seguro no tardará demasiado, vistos los derroteros por lo que nos está llevando este verano de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *