El Niño resurgirá en pocos meses de nuevo

12/06/2018

El Niño podría surgir de nuevo en aguas del Pacífico ecuatorial en pocos meses, incluso antes de lo esperado, a tenor de la evolución de la temperatura superficial del océano en aquella parte del Planeta.

Los instrumentos de análisis de la altura del nivel del mar en el Océano Pacífico ecuatorial detectaron a principios de mayo como altos niveles del mar comenzaron a acumularse en el Pacífico Central. Hay que tener en cuenta que en los trópicos, los niveles altos del mar suelen estar causados por una capa de agua tibia en o debajo de la superficie, primer indicador de que El Niño resurge.

Abandonamos el ciclo de La Niña

Precisamente a primeros de mayo os informamos que La Niña había desparecido de las aguas del Pacífico y que la anomalía térmica superficial de aquella zona oceánica volvía a sus valores normales. Después de unos meses en los que estuvo activo de forma débil este ciclo, habíamos entramos en un período neutro.

Datos de la sonda Jason a principios de abril

En la imagen obtenida por la misión satelital de EE.UU/Europa Jason-3 el 9 de abril en cabeza de esta noticia, la altura del nivel del mar se mostraba en la mayor parte del océano a alturas neutras. Pero a principios de mayo, un parche de nivel del mar alto empezó a desplazarse lentamente hacia el este a través del océano Pacífico tropical a lo largo del Ecuador.

Onda Kelvin en descenso

A este proceso se le conoce como una onda Kelvin en descenso, un tipo de señal a menudo es un precursor de un evento de El Niño.

A juicio de los expertos, la onda de Kelvin se formó después de unos pocos períodos cortos cuando los vientos cambiaron de los vientos predominantes del este al oeste, conocidos como vientos del viento del oeste, en el extremo oeste del Pacífico a principios de 2018.

A todo esto hay que sumarle que se produjo un debilitamiento general de los vientos del este a lo largo el ecuador desde enero.

Ambas condiciones de viento se combinaron para crear la onda Kelvin, que se desplazó hacia el Este a lo largo del ecuador y dio como resultado la dispersión de capas de agua cálida que normalmente se limitan al oeste del Océano Pacífico hacia el este en el Pacífico central.

El patrón rojo visible en el ecuador el 9 de mayo es el resultado de esta onda Kelvin en retroceso.

Cómo surge El Niño

El Niño tiene lugar cuando una serie de ondas Kelvin como la comentada son capaces de mover  agua cálida de oeste a este a lo largo del Ecuador, causando altos niveles de mar en el Pacífico Central y en ocasiones tan al este como en las costas de América Central y del Sur.


Si los pronósticos se cumplen, antes de que acabe el verano en el Hemisferio Norte, el ciclo de El Niño habrá surgido de nuevo.

Un comentario

  1. José L. Llorente dice:

    Si vuestros artículos siempre son buenos, a veces os superáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *